Marco Beteta

¡La crepa de Huitlacoche que tienes que probar!

El huitlacoche es un ingrediente mexicano de temporada que se da en la época de lluvias y lo podemos encontrar fácilmente en el mes de septiembre. Considerado la trufa mexicana, el huitlacoche o cuitlacoche tiene un sabor terroso y sutil que, gracias a su versatilidad, se puede cocinar con infinidad de platillos. Aquí te comparto una receta de crepas de cuitlacoche para que saborees este hongo de manera innovadora.

Porciones: 8


Ingredientes:

Para el relleno

  • 1/3 de taza de cebolla finamente picada
  • 1 pieza de chile poblano limpio y picado en cuadros finos
  • 3 piezas de chiles serranos picados
  • 1 taza de granos de elote
  • 3 tazas de huitlacoche
  • 60 gr de mantequilla
  • 1 cda. de epazote fresco picado o ½ cda. de epazote seco
  • 20 crepas saladas

 

Lee también: Picard, un chocolate con historia

 

Salsa

  • 4 chiles poblanos limpios en rajas
  • ½ taza de cebolla en plumas
  • 2 cdtas. de consomé de pollo
  • 50 gr de mantequilla
  • ¼ de taza de cilantro
  • 1 taza de crema líquida
  • 1 taza de leche
  • 1 ½ tazas de queso gouda rallado

 


Elaboración para el relleno

  1. Derretir la mantequilla y macerar la cebolla hasta que esté transparente. Agregar el chile, los granos de elote, el huitlacoche y el epazote.
  2. Cocinar a fuego medio unos 5 minutos. Sazonar con sal y pimienta. Dejar enfriar antes de rellenarlas.

Elaboración para la salsa

  1. En una sartén derretir la mantequilla, marchitar unos minutos las rajas de chile poblano y agregar la cebolla hasta que tome un ligero color oro.
  2. Agregar agua a cubrir y las dos cucharaditas de consomé.
  3. Dejar cocinando un poco hasta que se suavice y el agua se haya reducido un poco.
  4. Dejar enfriar y licuar junto con la crema, la leche, el cilantro y el queso gouda.

 

Lee también: ¡No te podrás resistir! con un pay de calabaza

 

Elaboración final

  1. Rellenar las crepas y acomodar en un refractario previamente en mantequilla y, con un poco de salsa de fondo, verter sobre las crepas la salsa, cubrir con una taza del queso rallado y meter al horno previamente calentado.
  2. Cocinarlo a una temperatura de 200º C durante 25 minutos, o hasta que se haya gratinado el queso y la salsa haga burbujas.