Marco Beteta

Te doy la receta para preparar un delicioso pay de nuez

Has terminado de comer y por fin llegó la hora del postre, ese momento en común que todos los comensales perseveran con entusiasmo. Entre tantas opciones deliciosas escogiste el exquisito pay de nuez, un postre mítico que ha pasado de generación en generación. Tal como su nombre lo sugiere es una deliciosa tarta con base firme por fuera, pero suave por dentro y con sabor a nuez hasta la punta. Te comparto esta receta que sin duda deleitará a todos.

Ingredientes


Para la masa

En algunos lugares especializados en repostería ya venden la base hecha y solo hay que colocarla en el molde, pero si prefieres hacer la receta desde cero, estos son los ingredientes para la base.

  • 1 ½ taza de harina de trigo
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 250 gr de mantequilla fría sin sal en cubos
  • ¼ de cucharadita de sal
  • 1 yema de huevo
  • 2 o 3 cucharadas de agua fría

Para el relleno

  • 2 tazas de nuez picada
  • ½ taza de azúcar mascabado o morena
  • 3 huevos
  • 1 taza de miel de maple
  • 2 cucharadas de mantequilla sin sal
  • 2 cucharaditas de esencia de vainilla

 

Elaboración:

Foto: taste.com

Para la masa

1. En la batidora mezcla la harina, el azúcar, la mantequilla, la sal y la yema de huevo. Cuando estén todos los ingredientes incorporados, agrega el agua poco a poco hasta que de igual forma se incorpore con toda la mezcla.
2. Envuelve en plástico la masa que obtuviste mezclando los ingredientes del paso anterior y refrigera por una hora.
3. Sácala del refrigerador y sobre una superficie enharinada extiéndela con ayuda de un rodillo hasta obtener una capa extendida con grosor de ½ centímetro aproximadamente.
4. Cubre un molde para pay sin cortar la orilla sobrante.
5. Precalienta el horno a 180º C.

Para el relleno

1. En un bol suficientemente grande, combina todos los ingredientes para el relleno usando un tenedor. Vierte la mezcla sobre el molde para pay y dobla la orilla sobrante hacia dentro haciendo pliegues. Si es demasiada orilla, corta el exceso.
3. Hornea durante una hora o hasta que esté firme y ligeramente dorada.
4. Deja enfriar.

Disfruta.