Marco Beteta

Pastel de zanahoria

Por su alto contenido en azúcar, la zanahoria se ha utilizado para elaborar pasteles desde la Edad Media, época en que los endulzantes eran caros y limitados. Muy apreciada en la medicina alternativa por sus propiedades depurativas, diuréticas, digestivas, antisépticas, refrescantes y remineralizantes, es recomendada para mejorar las defensas del organismo, evitar la anemia, mantener la salud visual y regenerar la piel.

Porciones: 8. Tiempo: 60 minutos.

Ingredientes:

Para el pastel:

  • 3 tazas de harina de trigo.
  • 3 cucharaditas de polvo para hornear.
  • 2 tazas de azúcar.
  • 6 huevos.
  • 1 ½ tazas de leche.
  • 200 g de mantequilla suavizada.
  • 2 ½ tazas de zanahorias ralladas.
  • 440 g de piña en almíbar picada.

Para el betún:

  • 500 g de queso crema suavizado.
  • ½ taza de azúcar glass.
  • ⅓ taza de jugo de limón.
  • 2 cucharadas de leche.

 Elaboración:

Cierne la harina y el polvo para hornear, añade el azúcar e incorpora bien todos los ingredientes. Agrega los huevos uno a uno, la leche, la mantequilla, las zanahorias y la piña, bate perfectamente.

Vierte la mezcla en un molde enharinado. Hornea a 180oC durante 1 hora. Una vez listo, deja enfriar.

Bate el queso, el azúcar, el jugo de limón y la leche, incorpora todos los ingredientes hasta obtener una mezcla suave y untable.

Desmolda el pastel y cubre la superficie con el betún y ralladura de zanahoria.

Ideal para maridar con:

Vino blanco espumoso semi-seco (champagne, cava, asti).