Marco Beteta

Bocadillos para visitas inesperadas

Los bocadillos o botanas nacieron en la época de Alfonso X el Sabio y gracias a él contamos con estas delicias culinarias que ayudan a calmar el apetito o a dar inicio a un coctel o una comida elegante. Los bocadillos se comenzaron a servir con el objetivo de evitar la gente se emborache antes del evento.

Es importante saber diferenciar una tapa o bocadillo de los canapés. Estos últimos son de origen francés y suelen comerse de un bocado, se sirven en fiestas donde no hay mesas ni sillas.

¿Cuántas veces ha pasado que de pronto invitamos a alguien a casa sin haberlo planeado? Si eres de las personas que les encanta recibir a sus invitados con deliciosas botanas o bocadillos, te comparto algunas ideas elegantes para complacer los paladares de tus invitados.

Jamones y Embutidos

En casa casi siempre contamos con jamones y embutidos, armar un plato con estos elementos te sacará de un apuro y lo puedes acompañar con una copa de vino tinto de tu región preferida y con tus aceitunas favoritas. Trata de conseguir una variedad más atrevida de aceitunas para salir de lo convencional, como aceitunas negras.

Nueces

Las nueces también son excelente opción. Puedes disponer de un elegante bol mezclando nueces de la india, pistaches, nueces pecanas, nueces de macadamia, almendras y mezclarlas con frutos secos como arándanos, manzana, pasas, ciruelas, dátiles, higos, chabacanos, duraznos. Puedes elaborar una mezcla rápida añadiendo sal de colima, con especias como albahaca seca para darle un giro inesperado al paladar, un vaso con agua mineral infusionada con berries es un buen acompañamiento.

Tabla de Queso

Una tabla de quesos también es una manera sutil de recibir a los invitados. Se recomienda una variedad de 3 a 10 diferentes tipos de queso como: manchego, que es uno de los más consumidos a nivel internacional; de cabra y de oveja, muy recomendables para las personas que casi no toleran la lactosa; queso brie que también puedes acompañar con cualquier tipo de mermelada; queso gouda para aquellos paladares que gustan de los sabores intensos.

Con estas opciones tienes un abanico gastronómico para sorprender a las visitas inesperadas y seguir siendo el mejor anfitrión.