Qué hacer y qué no a la hora de comer ciertos alimentos

El mundo de la gastronomía es tan amplio como extensos son los modales y protocolos que la rodean. Muchas son las inquietudes que tienen los comensales a la hora de degustar sus platillos, pero lo cierto es que para todo existe hasta el más mínimo significado.

¿Comer o no con las manos?

Foto: lacampina.mx

Comer con las manos puede resultar todo un placer a la hora de disfrutar de los alimentos, pero hay que saber en qué ocasiones es correcto hacerlo y en cuáles no. Evitar los cubiertos es normal en casos cotidianos como al degustar bocadillos, embutidos o quesos, hamburguesa, sándwiches y baguettes. Aunque en determinados lugares, como en un restaurante de alta cocina, la situación impone una etiqueta y comer con las manos podría considerarse una falta de educación.

 

La regla de oro: comidas que solamente se pueden degustar con cuchillo y tenedor

Foto: revistaelconocedor.
com

Recordar esta regla es la base para brillar en toda mesa y salvará a cualquiera que se encuentre en situaciones ambiguas. Solamente las carnes rojas, blancas (pollo y pescado) o el jamón se cortan con cuchillo y tenedor. Todo lo demás se corta con el canto del tenedor, por ejemplo: omelettes, ensaladas, arroz, puré y todo aquello que no sea carne.

 

Lee también: Cómo usar los palillos chinos o japoneses de la manera correcta

 

Cómo comer un coctel de camarones

Foto: serious eats.com

Pocos saben que se debe comer con cuchara de postre en mano derecha y tenedor de postre en mano izquierda. Con la cuchara se levanta los camarones y la salsa, y con los pinchos (dientes) del tenedor hacia abajo, se quita la gota de salsa sobrante para no mancharnos al subir la cuchara a la boca. Es protocolo saber que nunca se dejan los cubiertos dentro de la copa del cóctel de camarones, estos se deben apoyar sobre el plato de postre que sirve de base.

 

Comer con lentitud sí importa

La velocidad demuestra que uno no sabe comer, por el contrario, la lentitud significa deguste, placer, comodidad.  Lo apresurado nunca deja nada bueno y en la gastronomía también aplica, pues nada hecho a la carrera puede salir bien. Es muy importante comer con calma.

 

Lee también: Servicio de comida. Do’s & dont’s en un brunch o buffet

 

Cuándo y cómo comer pan con mantequilla

El pan y la mantequilla solo acompañan la comida principal.
En una comida formal no deben comerse antes de que lleguen los platillos. En un restaurante, sí se comen sin problema como aperitivos.

 

Cómo tomar una sopa o caldo

Foto: elcomercio

Cuando nos sirven un caldo, crema o sopa, se comienza a tomar desde el centro del plato hacia afuera, es decir, hacia arriba. Antes de subirla a la boca, rozaremos la parte inferior de la cuchara por el borde del plato dos veces para evitar que, al subir la cuchara, nos gotee algo del caldo.

 

Lee también: Vinos Chardonnay Mexicanos y cómo maridarlos

 

El pan siempre se parte con la mano

Poco se sabe sobre el protocolo a la hora de tener enfrente un pan, pues la verdad es que este siempre se debe partir con la mano y nunca con un cuchillo.

La norma universal establece que el pan se coloca a la izquierda del plato, lo que responde a un planteamiento lógico: el pan se corta con la mano derecha, por lo que debe sujetarse con la izquierda.

Y se debe trozar sobre el platito del pan que viene a la izquierda, no sobre el plato principal.