Comidas de negocios: comportamiento a la hora de la comida

Realizar negocios o nuevos acuerdos varias veces son en restaurantes, debido a que es una situación con clara importancia, a continuación te comparto algunos tips para que tu comida de negocios cierre de manera exitosa.

Se deberá proporcionar o especificar muy bien a cada uno de los asistentes la dirección. La llegada de cada uno de los asistentes al restaurante por ningún motivo puede ser desorganizada por lo que siempre tendrá que haber una persona esperando para ir recibiendo a los recién llegados a la cita.

Al llegar al restaurante si usted trae consigo un abrigo o saco largo deberá de ser puesto en el guardarropa o de lo contrario pedir un perchero ya que ver sillas con prendas amontonadas o colgando no es muy bien visto.

Es conveniente ofrecer tomar un aperitivo por distintas razones:

  • Ganar tiempo, distrae a los invitados y se gana tiempo para que todos los comensales lleguen y así empezar el almuerzo.
  • Nos ayuda a platicar y socializar por lo que nos facilitará el conocimiento entre lodos los asistentes con las pertinentes presentaciones y conversaciones.
  • Abrir apetito.

Aunque el Protocolo especifica que nunca se debería fumar hasta terminados los postres si usted es un fumador, sería de buen gusto preguntar a los comensales si les molesta el humo del tabaco, aunque lo mejor sería hacerlo después y en un lugar abierto.

Si estás en una comida en otro país donde no hables tu idioma y necesites a un traductor/interprete este debe comer antes o después, pero nunca durante el tiempo que lo hacen las personas para las cuales traduce. Deberá de estar situado entre las dos personas ligeramente retirado hacia atrás, no deberá de estar entre los invitados, ya que esto interferiría con la comunicación entre las partes.

La sobremesa es una de a partes más importantes en las comidas de negocios, pues es el momento en el que se puede cerrar un buen acuerdo. No es el momento para quitarse el blazer o saco y quedarse en mangas de camisa. De igual forma no es bueno alargar la sobremesa, en dado caso se deberá de plantear una segunda reunión y tampoco es bien visto seguir la plática en la puerta del restaurante o en la puerta del auto.