Cómo diseñar una tabla de quesos

Al escoger los quesos para tu tabla debes de tener en cuenta tus gustos personales, pero es muy importante que los quesos sean variados y que armonicen entre si. Para no saturar el paladar de tus invitados, ofrece un máximo de seis tipos. La tabla francesa clásica tiene un mínimo de tres, aunque si consigues un queso especial y artesanal no dudes en ponerlo por aparte.

Lee también: Datos que debes conocer sobre el café y su preparación

Cómo diseñar una tabla de quesos - cova-bay-bites-cheese-and-charcuterie-9df8b0a2

Trata de balancear los quesos con el resto de los tiempos de la comida: quesos pesados con comidas ligeras y quesos ligeros con comidas pesadas. Existen varias maneras de hacer la selección de los quesos para tu tabla, para esto debes tomar en cuenta los siguientes conceptos: método de elaboración, país de origen, tipo de leche, textura y edad.

 

Cómo diseñar una tabla de quesos - queso

Por ejemplo, puedes ofrecer quesos hechos cada uno con diferente tipo de leche: vaca, cabra, oveja, etc. o bien seleccionar la variedad hechos con el mismo tipo de leche, en este caso la textura, país de origen y método de elaboración marcarán la variación del sabor. Como puedes ver, los criterios pueden ser muchos, sin embargo lo importante es que todos sean diferentes pero que se relacionen de alguna manera o se complementen por alguna característica.

 

Lee también: La manera correcta de recibir invitados en tu casa

Cómo diseñar una tabla de quesos - cheeseboard11-xlarge_trans_nvbqzqnjv4bqeo_i_u9apj8ruoebjoaht0k9u7hhrjvuo-zlengruma

Los quesos se ponen en una tabla o canasta. Es importante que lo hagas con orden, de más suave a fuerte. Se sirven a temperatura ambiente, así que es aconsejable sacarlos del refrigerador antes de servirlos. Escoge también qué va a acompañar al queso, ya sea pan artesanal, fruta fresca, frutos secos, mermeladas, conservas, confituras, todo tipo de nueces, miel de abeja o membrillo. En cuanto al vino, cada queso puede llevar su propia selección, pero te aconsejo no complicarte eligiendo uno más ligero que robusto, el que se sirva junto con la comida, o puedes cambiarlo por oporto.