Lasaña de portobellos, consiente a tu paladar

Originaria de Italia y perfecta para cualquier comida, la lasaña te sacará del apuro la próxima vez que invites a gente a tu casa. Es un platillo que a la mayoría les gusta y es muy fácil de hacer, solo que en esta ocasión te comparto una receta para hacerla de portobellos.


Ingredientes:

  • 10 a 12 portobellos sin tallo
  • 200 gr de prosciutto rebanado en tiras delgadas
  • 2/3 taza de echalotes finamente picados
  • 1 cucharada de tomillo
  • 1 cucharadita de romero
  • 500 g a 700 g de lasaña fresca
  • ¾ taza de queso parmesano rallado
  • Aceite de oliva, sal, pimienta y nuez moscada.

 

Para la salsa cremosa:

  • 1 litro de leche
  • 1 ¾ taza de caldo de pollo
  • 90 g de mantequilla
  • ⅔ taza de harina
  • 2 tazas de queso gruyer rallado

 

Leer también: Te doy la receta para preparar un delicioso pay de nuez

 

Elaboración:

  1. Precalentar el horno a fuego alto y engrasar ligeramente una charola para horno con aceite de olivo, añadir los portobellos con aceite de olivo y acomodar boca abajo en la charola preparada. Salpimentar y hornear unos 45 min, dejar enfriar y rebanar en tiras no muy gruesas.
  2. En una sartén con aceite de olivo, saltear el prosciutto hasta que quede ligeramente oscuro y suave.
  3. Agregar el echalote, tomillo y romero, y dejar por 5 minutos más. Lo anterior se puede hacer por separado y se refrigera aparte.

 

Salsa

  1. En una olla poner leche, ¾ de taza caldo y 1 hoja de laurel hasta soltar el hervor.
  2. Retirar del fuego, dejar por 10 minutos reposando y remover la hoja de laurel. En otra olla derretir la mantequilla y mezclar la harina con 1 taza de consomé, mover hasta que burbujee y añadir la leche sin dejar de mezclar para que no se formen grumos. Al hervir baja la flama dejando espesar unos 5 minutos. Retirar de la estufa y agregar el gruyer, ¼ de parmesano y un poco de nuez moscada, sal y pimienta.
  3. En un refractario enmantequillado agregar un poco de salsa, acomodar encima las hojas de pasta y cubrir con más salsa. Repartir la mitad de los portobellos y la mitad de la mezcla de prosciutto y finalizar con una capa de pasta.
  4. Cubrir con salsa y espolvorear el resto del queso parmesano y agregar pedacitos de mantequilla.
  5. Hornear hasta que se haya dorado y la salsa esté burbujeando. Dejar reposando unos minutos antes de servir.