Romero mucho más que una planta

El romero, Rosmarinus officinalis, es una planta aromática y medicinal con muchas propiedades a la que se le puede dar variados usos: cocinar, coctelería, oxigenar el cerebro, impide la caída del pelo, su aroma ayuda a ahuyentar los insectos, alivia dolores musculares y de articulaciones, alivia la ansiedad, es antibacterial, desparasitante y antiséptico, entre muchos usos más.

El romero se usaba desde la antigüedad tanto para propósitos medicinales como para la gastronomía, la cosmética y la higiene, y actualmente, el romero sigue estando presente. Te comparto algunos de sus usos.

Infusión de Romero


Agrega una cucharada de hojas de romero en una taza con agua hirviendo. Deja reposar entre 5 y 10 minutos. Colar para remover las hojas y si se desea se puede endulzar con miel de abeja al gusto. Ayuda a la digestión, mejora la circulación sanguínea, ayuda a bajar de peso, mejora el apetito, depura la sangre y ayuda a combatir: Alzheimer, artrosis, cáncer, catarro crónico, dolor de cabeza, dolor menstrual, dolor de músculos y la anemia, entre otros beneficios.

 

Inhalaciones y baño facial


Agrega media taza de hojas de romero a un litro de agua hirviendo. Cubrirse la cabeza con una toalla y respirar. Las inhalaciones con romero se usan para combatir los dolores de cabeza. Los baños faciales de vapor de romero ayudan a eliminar los puntos negros.

 

 

Lee también: Moras y lavanda, un trago para comenzar la noche!

 

Un baño con romero


Con el agua caliente añade un gran puñado de romero, unas gotas de esencia de lavanda y colocar un poco de sal. Te sirve para relajarte.

 

 

Gourmet


Por ser una planta aromática, también encontramos el romero en diversos platillos de cocina y en cocteles, principalmente con ginebra.