¿De paseo en Vancouver? Estos son los lugares que no pueden faltar en tu plan

Todo viajero incansable busca la perfección en sus travesías, por lo que conocer perfectamente un destino o saber a dónde dirigirse es necesario. Cada país tiene atracciones increíbles, pero los paisajes, lugares y cultura amigable que ofrece Canadá es una de sus grandes características. Si te encuentras en Vancouver, una de las zonas turísticas más famosas, te recomiendo algunos lugares que no te puedes perder. 

Gastown

Conocido como el barrio más histórico de Vancouver, este lugar ofrece una gama de divertidas actividades. Pintorescos paisajes, gente agradable, tiendas para ir de shopping harán que tus largas caminatas valgan la pena. Pero si buscas algo más divertido, Gastown de noche abre las puertas de sus diferentes restaurantes, bares y pubs donde cenar delicioso y tomar un buen drink, en la plaza Maple Tree Square.

Su fundador, Gassy Jack Deighton, se encargó de abrir su primer bar y de hacerlo un gran sitio. El reloj de vapor o Steam Clock, único en el mundo, y el Vancouver Police Centennial Museum, basado en la obscura historia de Vancouver, son atracciones que no te puedes perder.

 

Chinatown

Ubicado en Main Keefer y Pender, es un excelente lugar para pasear, comprar souvenirs a buen precio y deleitar el paladar con la variedad de restaurantes de comida china que alberga. Dentro de sus atracciones se encuentra Millennium Gate la puerta de entrada a un sitio con detalladas decoraciones, el parque y jardines clásicos chinos del Dr. Yat-Sen y sus jardines botánicos, el Chinese Cultural Centre Museum and Archives, en donde podrás conocer todo acerca de los inmigrantes y su llegada a la ciudad, el Edificio Sam Kee, poseedor del récord Guinness, por ser el más estrecho del mundo, ameritan una visita.

 

Yaletown

Restaurantes, cafeterías, boutiques llenan Yaletown de vida, por lo que dedicarle tiempo a este lugar es ampliamente recomendable. Si lo tuyo es comer, Hamilton Street te ofrece variedad. Aquí puedes encontrar otras atracciones como el BC Place Stadium, recinto en donde se llevaron a cabo las Olimpiadas de 2010; el BC Sports Hall of Fame and Museum para los amantes del deporte, el Roundhouse Community Arts y el Centro de Recreo, dedicado a la historia del ferrocarril y sus vías, hacen de Yaletown uno de los lugares más cool para visitar.

 

Leer también: Los destinos imperdibles en México

 

The West End

Zona residencial llena de restaurantes, bares, tiendas y mucho movimiento que hacen especial el West End. Grandes atractivos como la plaza Barclay o Barclay Heritage Square; el Roedde House Museum, donde puedes apreciar una auténtica casa Victoriana, además de ser el recinto del Vancouver Pride Week, el desfile del Orgullo Gay; el SeaWalk, un paseo sobre el agua a lo largo de dos kilómetros, sus playas English Bay y West End y el muelle de los famosos Cruceros Harbour, encantan a cualquiera.

 

Commercial Drive

Ubicado en la zona este de Vancouver y visitado en su mayoría por gente local, ofrece diversidad cultural con sus coffee shops y sitios para comer. Si lo que quieres es observar el estilo de vida citadino, este lugar es la opción. Diversas culturas como latinos, asiáticos o italianos han ido enriqueciendo su gastronomía y la ofrecen en diferentes establecimientos. Un imperdible de aquí: Little Italy.

 

Kitsiliano

Museos y playas predominan en esta zona residencial. Un barrio contemporáneo con restaurantes y tiendas maneja excelentes atracciones turísticas como la playa Kitsiliano, una de las más populares y veraniegas; el Vanier Park, donde se ubican algunos de los mejores museos como el histórico Museo de Vancouver, el Museo Marítimo, en donde barcos y flotas son los protagonistas y el HR Macmillan Space Centre, enfocado a la tecnología y al espacio. Vale la pena una visita.

 

Leer también: Overseas World Time de Vacheron Constantin, tu compañero ideal en cada viaje

 

Vancouver Art Gallery

Dentro de un edificio neoclásico se encuentra la Galería de Arte de Vancouver, alrededor de más de 10,000 obras conforman su colección permanente. Piezas en venta, cafetería con un amplio patio y menú te harán pasar un rato ameno. Las visitas guiadas pueden enriquecer todo tu recorrido.

 

Stanley Park

Atraído por muchos visitantes, es un parque público en donde puedes divertirte a lo largo de todo el día. Recorrer en bici, caminando o en patines todo el bosque es toda una experiencia. Existe un paseo marítimo en el que puedes conocer más a fondo la zona, sus playas, el Brockton Point, donde se encuentra el cañón inglés, o el faro de Brockton. Hay visitas a North Shore y a los Tótems, una atracción representativa de los indígenas que habitaron en esas tierras; visitar el acuario de Vancouver, subir el tren miniatura que te lleva de paseo, conocer la ‘laguna perdida’ o Lost Lagoon, son algunas de las divertidas actividades que puedes experimentar.

 

Capilano Suspension Bridge

Una de las atracciones más populares de Vancouver se ha convertido en el destino perfecto de turistas, familias y fotógrafos. Suspendido a más de 70 metros sobre el río Capilano y con 137 metros de largo, ofrece impresionantes vistas. Ocho son los puentes que te llevan por encima de los árboles. Una casa del árbol al inicio del recorrido, el parque del Tótem, el Centro Cultural de los Indios First Nations, así como el Bosque Vivo y su exposición sobre todo lo que quieras saber de Capilano y además su tienda de souvenirs con más de 20,000 recuerdos, hacen una explosión de adrenalina durante toda tu visita. 

 

Leer también: Conoce una parte de México en sus ferrocarriles

 

Grouse Montain

Si lo que buscas son vistas cautivadoras de Vancouver, este lugar es para ti. Preferido por esquiadores en invierno y excursionistas en verano, esta montaña es una visita obligada. Para llegar a la parte superior es necesario tomar el Skyride, un teleférico que te muestra paisajes increíbles mientras va subiendo, como el refugio de especies protegidas dedicado al lobo gris y a los osos.