Marco Beteta

Whisky, la bebida de un caballero

El whisky es por excelencia una de las bebidas espirituosas más consumida en el mundo. La historia comienza en Grecia, donde los griegos inventaron la destilación, después los árabes perfeccionaron la técnica y la llevaron a la península Ibérica. Más tarde llegaría a las islas del norte de Europa, Irlanda e Inglaterra, y allí, en la búsqueda de elementos para destilar, se encontraron con que solo contaban con ciertos tipos de cereales (cebada, maíz, trigo, centeno y avena).

El whisky o simplemente scotch viene de Escocia y el whiskey de otros países.

El proceso de destilación consiste en humedecer el grano y hacerlo germinar (malteado), lo que ayuda a que su almidón se transforme en azúcar por medio de enzimas, aquí surge el peculiar sabor malt.

Lee también: 5 Platillos para Combinar con Vino Tinto

En algunos casos, el almidón se transforma en azúcar por medio de agua caliente. Con esto se obtiene el mismo efecto, pero se generan aromas diferentes.

Ya que el almidón se convirtió en azúcar, se pone a secar el grano. Existen distintos métodos, pero los tradicionales emplean un horno calentado con turba o con aire caliente. De ahí el carácter ahumado de algunos whiskys.

Posteriormente, el grano ya seco se muele, se diluye en agua y se fermenta con levadura. De ahí se pasa a las barricas que mayormente provienen de Kentucky, donde la bebida deberá reposar cierto número de años.

Entre los tipos de whisky, existen:

Single Malt

Elaborado exclusivamente con cebada malteada en una única destilería.

Whisky de grano


Hecho a partir de cebada sin maltear, maíz y otro tipo de cereales, siendo también posible el malteado.

 

Blended Whisky


Mezcla de un whisky de malta (generalmente al 90%) y otro grano sin maltear.

 

Pure Malt


Hecho exclusivamente con cebada malteada con una mezcla de diferentes destilerías.

 

Cask Strength


Elaborado con malta y no diluido.

Te recomiendo tomar el whisky solo (1.5 oz), en un vaso old fashioned, sin hielo y sin mezclador. Así podrás conocer y probar el verdadero sabor.

Si el sabor es muy fuerte, también puedes añadir 1 o 2 hielos y un poco de club soda.