Marco Beteta

Año Nuevo, vida nueva. Hábitos saludables

El propósito de alimentarse correctamente en algunas ocasiones es el primero en la lista, por ello es importante cambiar los hábitos poco a poco para tener un sano 2013.

– Procura incluir verduras en el desayuno y la cena.

– Las leguminosas son fuente de proteínas y fibras, además de ser excelentes compañeros de tus platillos.

– Las oleaginosas como las nueces, pistaches o almendras, contienen grasas saludables que son buenas para nuestro cuerpo.

– Realizar actividad física todos los días es primordial, con una hora de ejercicio o caminata es suficiente para quemar algunas calorías y renovarte cada día.

– Cuida la forma de preparar tus alimentos es mejor hervir, cocer y asar, que freír.

– Purifícate tomando suficiente agua todos los días.

– La tristeza, depresión, estrés y ansiedad, nos hacen comer más de lo normal, lo ideal es evitar este tipo de sentimientos.

– Evita omitir desayunos, la ingesta de alimentos a primera hora nos despierta y llena de energía.

– Procura consumir todos los días dos o tres porciones de fruta entera o en zumo, ya que son ricas en vitaminas y minerales y carecen de colesterol.

– La leche y los huevos suministran las proteínas más completas que podemos encontrar, y están libres de aditivos y toxinas por lo que deben formar parte de nuestra alimentación.