Marco Beteta

Gordon Ramsay

Ha empezado a ser conocido también en México gracias a su programa en la TV de Cable “Hells Kitchen” sin embargo en Inglaterra lleva tiempo como personaje famoso, venerado, amado (odiado) por miles de personas. Gordon Ramsay, el cocinero más famoso de la historia de la cocina inglesa (increíble). Y como si fuera poco es escocés! Aunque para muchos es Heston Blumenthal la verdadera estrella culinaria de las islas británicas.

Su característico acento y personalidad sincera y a veces brutal, hace que hoy sea un personaje televisivo de gran nivel; gracias a su talento, ha recibido varios premios, entre los cuales el celebre OBE, la orden de caballería británica. Hoy, en Londres, en particular, ha sabido construir un autentico imperio, influenciando una larga línea de tendencias y de nuevas maneras de cocinar.

 Nacido en Glasgow en 1966 de una familia sencilla de la pequeña provincia. Por su carácter demasiado liberal, se desplaza a Londres, contratado por el famoso restaurante Harvey. Siguió su carrera en los restaurantes Le Gavroche en Londres, Hotel Diva en los Alpes franceses. En Paris, contratado por dos celebres cocineros franceses, Guy Savoy y Joel Robuchon. Después de tres años de intenso trabajo, al final de los cuales Ramsey decide tomarse un descanso trabajando parte del día como cocinero en yates privados en las Bermudas.

 De vuelta en Londresen 1998 logra abrir su primer restaurante que llamará Gordon Ramsey, en 3 años conquistó 3 estrellas Michelin, esto no había sido logrado antes por nadie! En pocos años los restaurante de su propiedad aumentan de manera vertiginosa: Petrus, Argan café, Verre, Cerise y muchos más. Se va expandiendo también internacionalmente: Dubai, Nueva York, Los Ángeles, Tokio, Versalles, Amsterdan, Praga, Sudafrica e Irlanda.

 La cocina de Gordon Ramsey es una de las más refinadas de Escocia y del Reino Unido capaz de ofrecer al mismo tiempo, gusto, belleza estética y ligereza. Pocos se lo pueden permitir, también debido a la larga cola de reservas, que a veces duran meses.