Marco Beteta

La cocina como arma de seducción

¿Cocina afrodisíaca? Los antiguos griegos ya conocían la cocina afrodisíaca y las pasiones eróticas que algunos platillos provocan, si bien es cierto aquel dicho que reza: “el amor entra por la boca”. Se dice que la diosa Afrodita sabía preparar pócimas para que sus amantes llegarán al delirio.

Hoy en día, esa tradición sigue viva y se puede hablar de una cocina erótica y de los manjares afrodisíacos.

Así mismo, en la Edad Media los europeos practicaban este tipo de cocina, a la que incorporaron las especias que los caballeros cruzados habían probado en lejanos países como la pimienta, canela, nuez moscada, jengibre, menta, entre otros.

Sin duda, siempre la seducción comienza por la vista y al pasar por la boca se vive una experiencia sublime!

#MBbepresent