Marco Beteta

Pasarela Léopold Sédar Senghor

Imagínate que estás almorzando en Le 58 Tour Eiffel con el amor de tu vida, y planeando ese crucero por el sena que tanto han leído es un must de la ciudad.

Frente del Museo D’Orsay, o el llamado Museo de los pintores impresionistas, se encuentra la Pasarela Léopold Sédar Senghor o Pasarela de Solferino, donde los enamorados van a poner un candado y lanzan la llave al río para que este guarde para siempre en el fondo de sus aguas la promesa de amor, y no haya manera de deshacerla.

Esta tradición es relativamente nueva en París, auqnue inevitable que llegara la ciudad que es considerada por excelencia la ciudad del amor. La tradición comenzó en este siglo en Roma, en el Puente Milvio, donde los enamorados ponen candados en las farolas. Hoy día existe un debate entre los gobiernes sobre si seguir permitiendo esta costumbre pues el peso de los candados ha dañado las estructuras de ambos puentes.