Temporada de ostiones y sus diferentes tipos

Temporada de ostiones y sus diferentes tipos

Desde la antigüedad, los ostiones han sido considerados un auténtico manjar; en culturas como la griega o la romana, por ejemplo, eran sumamente codiciados.

Si bien la creencia popular les ha atribuido poderosas cualidades afrodisiacas, lo cierto es que su carne es una fuente importante de vitaminas (sobre todo A y B), proteínas, carbohidratos, fósforo, calcio, hierro y zinc.

A nivel mundial, nuestro país figura entre los más importantes productores de estos moluscos bivalvos, que se obtienen por cultivo o captura en esteros, lagunas costeras y mares poco profundos.

Naturales en su concha con un poco de sal y limón, al tapesco, a la diabla o Rockefeller, como quiera que te gusten los ostiones, es importante que conozcas su procedencia y época ideal para consumirlos para asegurarte de que estén frescos. Estas son las variedades más comunes que encontrarás en México:

Ostión americano

Principalmente proviene de granjas de cultivo en los estados de Tabasco y Veracruz, su tamaño varía entre 7 y 16 centímetros de largo y las mejores temporadas para comerlo van de junio a agosto y de noviembre a marzo.

Ostión de mangle

Es un ostión de tipo silvestre que se recolecta sobre todo en la zona de manglares de la Península de Yucatán; puede llegar hasta los 15 centímetros de largo y lo encuentras de junio a agosto y de noviembre a marzo.

Ostión japonés

Diciembre a junio es la época perfecta para disfrutar de esta especie de cultivo nativa de Japón; también conocida como ostión gigante (puede alcanzar los 25 centímetros) posee un sabor más fuerte que el resto de las variedades y se produce a lo largo del Golfo de California hasta Nayarit.

Ostión roca

Oriundo de las costas del Pacífico, desde Sinaloa hasta Chiapas, su nombre se debe a que se encuentra por lo general adherido a rocas donde rompe el oleaje. Recolectado manualmente por buceo, está disponible desde principios de diciembre hasta principios de mayo.

Ostión de placer

El cultivo de esta especie se introdujo en Nayarit a finales de la década de 1970 y de ahí se extendió hacia el litoral del Golfo de California y Sinaloa; es uno de los de mayor consumo a nivel nacional y su temporada óptima para consumo va de diciembre a junio.

Ostión Kumamoto

Esta variedad de origen japonés se cultiva particularmente en la región del Golfo de California; de tamaño más bien pequeño (5 centímetros en promedio), carne firme y delicado sabor, está disponible de diciembre a junio.