Calificación de precio
Establecer la calificación de precio
post-title Dante Brasa y Fuego, el restaurante en el que tienes que probar sí o sí un corte de carne

Dante Brasa y Fuego, el restaurante en el que tienes que probar sí o sí un corte de carne

Publicado por:

Dante Brasa y Fuego, el restaurante en el que tienes que probar sí o sí un corte de carne

Dante Brasa y Fuego, el restaurante en el que tienes que probar sí o sí un corte de carne

Al chef Dante Ferrero le queda su oficio como anillo al dedo. El fuego y la brasa con la que cocina la carne, muy a la tradición argentina, va implícito en su nombre –piensen en la idea del infierno dantesco– y en su ejercicio como cocinero: Dante es experto en cocinar vacas enteras al puro trabajo de darle a la carne brasa y fuego durante, al menos, 24 horas. Con una trayectoria de 43 vacas (y contando) cocinadas en diferentes eventos alrededor de México y el mundo y, además, su trabajo en el restaurante Alode en Monterrey, N.L., Dante Ferrero llega a la CDMX con una nueva propuesta: Dante Brasa y Fuego.

Lee más: Kiin Viet-Thai Eatery, platillos con toque callejero de Tailandia y Vietnam en la CDMX

Imaginen un corte de carne que ha pasado por el tratamiento del fuego y la parrilla y que se cocina a la perfección; imaginen que esta carne la disfrutan a bocados jugosos, sápidos, con esa nota perfecta de sal y sabrosidad. Así, con esta idea, ya están en Dante Brasa y Fuego, el restaurante en el que debes probar sí o sí un corte de carne.

Las especialidades de Dante Brasa y Fuego

Dante Brasa y Fuego es el primer restaurante de Dante Ferrero en la Ciudad de México y goza de una ubicación tranquila (enfrente del parte Lincoln de Polanco) y una terraza envidiable. La carta va al grano en el sentido de que no hay rebuscamientos: sabores de corte argentino como el gazpacho, la típica ensalada de jitomate, empanadas y queso fundido con chorizo argentino son algunas de las especialidades. Pero el cuidado del producto y elaboración de los platillos es al punto y, a diferencia de otros restaurantes del mismo estilo de cocina, en Dante Brasa y Fuego sí hay un estudio y tradición de un chef especializado en el añejamiento y maduración de la carne.


“Hay una diferencia entre maduración y añejamiento,” nos explicó el chef Dante, “si buscas el término maduración en el diccionario se refiere a llevar un producto a su punto óptimo para consumo y, por otro lado, añejamiento implica transformar algo que está en su punto de consumo para obtener resultados tanto positivos como negativos; se trata de una transformación. Para mí la carne, en definitiva, entre los 14 y 21 días con un tratamiento en seco se madura. Yo creo que todos debemos comer carne madurada. Después de este tiempo es cuando comienza el proceso de añejamiento; es decir, de transformación y es un proceso que se puede extender,  si se añeja al vacío, hasta 30 o 40 días. Sin embargo, yo prefiero el añejamiento en seco porque en este ambiente se da una transformación plena de sabor y textura. Muchos restaurantes prefieren añejar al vacío porque la merma es menor.”

 

Descansen por el momento… @dantebrasayfuego #dryager #cdmx #Polanco

Una publicación compartida de Dante Ferrero (@danteferreroh) el


La carta de cortes de Dante Brasa y Fuego incluye opciones clásicas estilo argentino como el vacío y la cabrería, así como de corte americano: rib eye, new york y flat iron. Lo particular del listado es que se especifica la certificación de cada corte, la parte de la canal de dónde proviene y el término en que el chef recomienda degustarlo. “No todos los músculos de la vaca se pueden trabajar de la misma manera,” comenta Dante, “hay unos que necesitan una cocción más larga o, bien, presentarse a blue, con un sellado que conserva el color rojo de la carne.”

La recomendación es que optes por una entrada vegetal, como los betabeles rostizados y los tuétanos a la cazuelita, que llegan enteros en la cazuela y acompañados con tortillas de harina (directas desde Monterrey) con una salsa de chile de ancho. Y ya entrados en la carne, ataca el rib eye (suficiente para una persona de buen apetito) que lo presentan en la mesa con un capelo para atrapar el toque ahumado, ya sea con humo de encino, nogal o mezquite.

Texto y fotos: Natalia de la Rosa e Instagram @dantebrasayfuego

@natdelarose

Dante Brasa y Fuego

Dirección: Edgar Allan Poe 41, Polanco

Teléfono: 8374 5813

Reservas aquí

Más en MarcoBeteta.com

Avenida La Tizona, EL lugar sinaloense en la colonia Roma

5 viñedos perfectos para disfrutar la vendimia (que no están en Baja California)

Conoce tres restaurantes imperdibles en Moscú

Las 6 reglas básicas para maridar quesos y vinos