Orden ante todo: tips para organizarse

Orden ante todo: tips para organizarse

Al parecer, la falta de tiempo para hacer cosas es asunto que a todos nos incumbe. Frases como “no me da la vida” o “necesito que el día tenga 25 horas” se han vuelto de lo más común. Obviamente, planear el día a día puede ser complicado y estresante, por eso compartimos 10 tips de la Comunidad MB que te ayudarán a organizarte mejor.

Examina tu rutina cotidiana

¿Qué haces desde que empiezas el día y cuánto tiempo dedicas a cada actividad? Si reflexionas en ello encontrarás dónde estás fallando y podrás corregirlo.

Fija objetivos, plazos y prioridades

Esto es básico, pues no tener objetivos claros, alcanzables y medibles, con un periodo para cumplirlos y ordenados de acuerdo a su importancia equivale a ir a ciegas por la vida.

Calendariza actividades, eventos y pagos

Ten siempre a la vista un calendario (suena anticuado, pero en verdad el clásico pegado en la pared de la cocina funciona muy bien) y anota en él todo lo que sea relevante en tu vida cotidiana.

Asigna espacio y tiempo para todo lo que hagas 

Si planeas con anticipación tus actividades de trabajo y personales (incluso aquellas más triviales) y determinas el tiempo para realizarlas, podrás optimizar las horas de tu día a día.

Establece un lugar para cada cosa y respétalo

¿Cuántas veces te ha pasado que enloqueces buscando las llaves del coche o el comprobante de domicilio que te piden para un trámite? Seguro más de una. Aunque al principio te cueste trabajo, el dejar cada cosa en su sitio te evitará perder minutos innecesarios.

Aprovecha tiempos muertos

Úsalos, por ejemplo, para hacer llamadas pendientes, ordenar la cartera o empezar a leer ese libro que has ido postergando.

Haz una lista de pendientes diarios

Antes de ir a dormir, tómate unos minutos para escribir en tu agenda de mano, en la Tablet o celular, un check list con lo que debes realizar al día siguiente.

Comparte responsabilidades

Por más perfeccionista que seas, no hay necesidad de que hagas todo siempre tú. Simplifícate la vida, verás cómo se te quita un peso de encima.

Considera los imprevistos

Piensa en aquellas cosas que podrían significar una pérdida de tiempo y tómalas en cuenta para que no te estreses, por ejemplo, el tráfico de la ciudad (sin duda el mayor dolor de cabeza de cada día para todo mundo).

Aprende a pedir ayuda

Aunque con frecuencia suele interpretarse como signo de debilidad, en realidad cuando pides ayuda a alguien estás reconociendo su valor y cualidades, lo cual no es nada malo.