5 ideas de menú para Cuaresma

5 ideas de menú para Cuaresma

El 6 de marzo es miércoles de ceniza y con él empieza oficialmente el tiempo de Cuaresma. A pesar de que las restricciones de antaño sobre la abstinencia de comer carne han dejado de ser tan estrictas, muchos platillos surgidos en distintos países católicos alrededor de este periodo continúan vigentes en la actualidad.

También lee: 5 platillos para dar sabor al Carnaval

Si te gusta mantener las tradiciones o simplemente quieres disfrutar de la comida de la época, ten en mente las siguientes ideas.

Escamoles con epazote

Hoy los conocemos como el caviar mexicano, pero lo cierto es que estos valorados insectos de la cocina prehispánica se integraron naturalmente a la lista de platillos de vigilia, sobre todo porque justo en la Cuaresma inicia la temporada de su recolección, que se prolonga hasta finales de mayo. Para prepararlos solo necesitas acitronar en mantequilla, ajo, cebolla, epazote y chile verde a tu gusto (picados finamente), agregar un par de tazas de escamoles, añadir un poco de sal y cocinar a fuego lento hasta que doren. Más sencillo imposible.

Patatas viudas

La papa también ejemplifica cómo un producto autóctono prehispánico (en este caso Perú) se convirtió en esencial para el mundo e ingrediente protagónico de muchos guisos ibéricos, como las populares patatas viudas (llamadas así porque no tienen carne) preparadas con un caldo base de pescado o res, al que se añaden verduras al gusto, azafrán, pimentón, laurel o perejil.

Torta pasqualina

Liguria, al noroeste de Italia, es la cuna de esta tarta a base de una masa de harina de trigo rellena de acelgas, espinacas o alcachofas, ricotta, parmesano, huevos, cebolla y mejorana (al parecer, la original tenía 33 capas para representar la edad de Cristo). Convertida en clásica receta italiana, hay diferentes variaciones en Sudamérica, especialmente en Argentina, Chile, Uruguay y Paraguay.

Bacalhau a Braz

Emblemático de la gastronomía lusitana, el bacalao ha estado muy ligado al tiempo de abstinencia marcado desde hace siglos por la Iglesia Católica, sobre todo porque comprar pescado fresco resultaba inaccesible para la mayoría de la gente y la opción era el bacalao seco. Esta tradicional versión (se dice que fue inventada por un cocinero de Lisboa para no desperdiciar las sobras) es un revuelto de huevo con bacalao en migas, papas y cebolla, relativamente fácil de hacer.

Sopa de choclo

Al igual que en México, el maíz (choclo) tiene un lugar preponderante en la cocina de Perú y se utiliza desde platos salados hasta dulces. Esta receta que integra, además de maíz, zapallo (calabaza de Castilla), zanahoria y papa, figura entre las más representativas de la comida casera peruana de Semana Santa.