Ambientando con estilo: tipos de velas y dónde usarlas

Ambientando con estilo: tipos de velas y dónde usarlas

Los espacios dentro de tu casa u oficina dicen mucho de ti; reflejan tus gustos, personalidad, carácter y estilo de vida, pero si además sabes elegir el tipo de vela adecuada para cada lugar puedes recrear ambientes de acuerdo a tu mood del día o para una ocasión especial. Si quieres saber cómo hacerlo, checa estos tips.

Lee también: Hierbas, especias y aromas de México

  • Si tienes una reunión por la tarde o cena en casa, o simplemente deseas una atmósfera que te inspire tranquilidad y armonía, distribuye veladoras en distintos lugares: sobre una mesa o en estanterías a diferentes niveles, en las escaleras o a lo largo de un pasillo, lograrás una ambientación de lo más acogedora.
  • Las clásicas velas de té son ideales para pequeños vasos calados porque emiten cálidos efectos de luz (si quieres un look eco-friendly reutiliza latas o tarros de mermelada o conservas), acomódalas en sitios que quieras resaltar (la esquina del lavamanos en el baño, una mesa de centro, en tu rincón favorito para leer o meditar). También puedes colocarlas en faroles de herrería o lámparas de jardín para tu terraza o balcón; o usarlas con un difusor para aromatizar el ambiente.
  • Aunque solemos verlas en fuentes, estanques o piscinas, unas cuantas velas flotantes dentro de una esfera o cubo de cristal con agua funcionan muy bien como centro de mesa; dale un toque diferente añadiendo en el fondo piedras, conchas, caracoles, frutas, flores o cuentas de vidrio de colores.
  • Para transmitir cierto aire de romanticismo y formalidad a tu mesa coloca velas blancas largas y lisas en candelabros (elígelas sin aroma, para que no enrarezcan los olores propios de la comida o compitan con ellos).
  • Por su gran tamaño, los cirios resultan perfectos para espacios amplios o muertos, como la boca de una chimenea, una esquina o el borde de una ventana.
  • Las velas decorativas son de lo más versátiles por su variedad de formas, colores y tamaños; seguir una temática en específico (estaciones del año, San Valentín, Halloween, Día de muertos, Navidad o acontecimiento especial) te ayudará a seleccionarlas e incluso puedes combinarlas con velas lisas en tonos similares o contrastantes con el color principal que hayas escogido.

Además de aportar calidez, las velas aromáticas tienen la cualidad de evocar toda clase de emociones y estimular los sentidos a través de distintas fragancias. Las cítricas (limón, naranja, toronja, etcétera) y herbales, transmiten energía, optimismo, limpieza, claridad mental y creatividad; el copal, cedro y canela, son purificantes y estimulantes; la gardenia, jazmín y vainilla, ayudan a la concentración y meditación; la lavanda es relajante (un baño de tina con la luz apagada y velas de lavanda es un must).

Para lograr un efecto sutil del aroma, procura encender la vela unos 15 minutos antes y ten cuidado de no mezclar aromas en el mismo espacio porque el resultado no será agradable.