Hierbas en la cocina: ¿cómo usarlas?

Hierbas en la cocina: ¿cómo usarlas?

Tan importantes como las especias, las hierbas aportan un toque especial a toda clase de platos. Conócelas y anímate a incorporarlas a tus recetas.

Lee también: Hierbas, especias y aromas de México

  • Albahaca. De sabor fresco y anisado; originaria de la India. Úsala cruda para aromatizar pastas y ensaladas o añádela al final de la cocción de carnes blancas, pescados o verduras.
  • Cilantro. Además de adornar antojitos típicos mexicanos o aderezar una salsa, mejora el sabor de un caldo, arroz blanco o frijoles. Pruébalo preparando pescado empapelado o crema de cilantro acompañada de almendras tostadas.
  • Eneldo. Aunque nativo del Mediterráneo, es habitual en la cocina centroeuropea, nórdica y rusa. Ideal para aromatizar aceite de olivo o vinagre; hacer aderezos con yogur o cocinar salmón al horno.
  • Epazote. 100% mexicano. Aprovéchalo fresco en frijoles de olla, arroz blanco, sopa azteca, salsas, tamales o quesadillas. La carne de jaiba sofrita con epazote picado, cebolla y chile verde es una delicia.
  • Estragón. Considerado una de las hierbas finas de la gastronomía francesa, es básico en salsas como la bernesa. Empléalo en aderezos a base de mostaza y vinagre, o dar un toque final a platos con aves o pescados.
  • Hierba limón. Oriunda de Asia, es también llamada lemongrass. Sus tallos y bulbo poseen un agradable y exótico sabor cítrico que combina muy bien con aderezos, aves, ensaladas, mariscos, pescados y sopas con leche de coco.
  • Hierbabuena. Un mojito sería impensable sin ella, pero además de él puedes preparar infusiones digestivas, dar frescura a una gelatina o mousse a base de yogur o aromatizar una salsa con un par de hojas.
  • Hinojo. Por su sabor anisado suele confundirse con el eneldo, pero no es igual. Del hinojo se aprovechan desde las hojas hasta el bulbo; este, cocinado al horno con aceite de oliva y sal, funciona como guarnición para pescados a la parrilla.
  • Laurel. Dos hojas (frescas o secas) de esta popular hierba mediterránea son suficientes para realzar adobos, caldos, carnes, pescados, verduras. Retira las hojas al terminar la cocción pues si se mastican resultan amargas.
  • Mejorana. Dulce y aromática, esta hierba europea suele utilizarse como alternativa del orégano para elaborar sopas, encurtidos y aderezos de ensaladas, o condimentar aves, carnes y pescados.
  • Menta. Fresca, picante y ligeramente amarga, pertenece a la misma familia de la hierbabuena. En México comúnmente se emplea a modo de infusión digestiva, pero es acompañante ideal para el cordero y carnes de caza.
  • Orégano. Emblemático de la cocina italiana, su sabor tiene la peculiaridad de intensificarse cuando las hojas se secan. Úsalo para condimentar carnes, ensaladas, pastas, pescados, pizzas, verduras.
  • Perejil. Es preferible consumirlo fresco, pero seco o congelado conserva bastante bien sus cualidades. Combina tanto con sopas y salsas como con pescados, carnes rojas y blancas. La mantequilla con ajo y perejil es un must.
  • Romero. Por su fuerte aroma e intenso sabor, es aconsejable utilizarlo con moderación (especialmente si es deshidratado, pues sus características se potencian) para sazonar sobre todo carnes y aves, papas, salsas de tomate y algunos pescados.
  • Salvia. Presente en la cocina italiana y francesa, se caracteriza por su intenso aroma y sabor picante y amargo. Ideal como base para aderezos, empléalo moderadamente en sopas, aves, carnes, pastas, pescados, verduras.
  • Tomillo. Originario del Mediterráneo y Asia Menor, por sus potentes propiedades aromáticas se usa particularmente para guisos de cuchara o platos horneados a base de aves, carnes, pescados o verduras.