Productos orgánicos: ¿moda o ‘back to basics’?

Productos orgánicos: ¿moda o ‘back to basics’?

Ya no resulta extraño que los productos orgánicos en general gocen de mucha popularidad y sean considerados como alternativa de consumo eco friendly y responsable. Pero ¿sabes en realidad lo que ello significa?

Lee también: Pesca sustentable: Un nuevo enfoque de consumo

A lo largo del tiempo, hemos visto cómo han ido cambiando las tendencias de consumo a nivel global. A diferencia de las sociedades del siglo XX que se caracterizaron claramente por su inclinación hacia los productos industrializados en gran escala, las del siglo XXI se distinguen por tener una mayor conciencia sobre sus hábitos de consumo y el impacto que estos generan tanto en la salud como en el medio ambiente.

En términos generales, sí es posible afirmar que los seres humanos estamos volviendo a retomar la esencia de lo natural. Y es que hoy día existe cada vez más conocimiento acerca de los efectos nocivos que en nuestra salud provocan los abonos, pesticidas, alimentos y hormonas de origen sintético empleados en la agricultura y la ganadería.

Es por ello que las preferencias actuales de consumo privilegian a los alimentos de temporada producidos en baja escala, recién recolectados, libres de toda clase de aditivos químicos y, si es posible, que puedan adquirirse directamente del productor. Además de que esto ayuda a mantener el equilibrio del entorno al respetar los ciclos de la naturaleza, favorece a la práctica del comercio justo.

Por otro lado, desde hace varios años, en la Unión Europea se han realizado numerosas investigaciones alrededor del tema de la producción agropecuaria ecológica y muchos resultados son reveladores. Por ejemplo, en el caso de las frutas y verduras de origen orgánico se afirma que su concentración de compuestos antioxidantes es hasta un 40% superior a la de aquellas que han sido manipuladas genéticamente; en la leche orgánica se ha encontrado que posee hasta 60% más de ácidos grasos saludables, como el omega 3.

El enfoque orgánico no solo se aplica a los insumos provenientes del campo para servirse directamente en la mesa. También dentro de la industria vitivinícola y la cosmética, entre otras, hay empresas que han apostado por esta tendencia al abandonar el uso de productos tóxicos sustituyéndolos por aquellos de origen natural.