Ryo Kan: hospitalidad japonesa en CDMX

Ryo Kan: hospitalidad japonesa en CDMX

¿Crees que exista un lugar donde la identidad y los valores japoneses y mexicanos puedan integrarse armoniosamente con tradición y tecnología vanguardista? Sí que lo hay y se llama Ryo Kan Mx. Este singular alojamiento, pionero en su tipo en América Latina, se localiza en pleno centro del emergente barrio de Little Tokyo, a unos pasos del emblemático Paseo de la Reforma.

Lee también: 5 hoteles boutique de menos de $1,500 pesos la noche

Nada más entrar al vestíbulo de Río Panuco 166, cuya fachada imita los pliegues del papel origami, te encontrarás con un oasis japonés donde el tiempo parece fluir suavemente, con una atmósfera que te invita a relajarte y restaurar tu paz interior.

Si bien el diseño arquitectónico está inspirado en características distintivas de la cultura y estilo de vida de Japón, la esencia de México se percibe en el uso de materiales y texturas naturales que predominan en los detalles interiores.

Cada una de las diez habitaciones posee su propia estética e identidad. Su común denominador es que han sido concebidas bajo el principio de las casas milenarias de Kioto y personalizadas con bejuco presente en la arquitectura maya, piedra terrazo y madera de encino. Decoradas con tapetes tatami, camas tradicionales, puertas corredizas y otros elementos inconfundibles de la cultura nipona, también cuentan con detalles de gestión domótica y automatizada, la cual puede ser fácilmente regulada a través de una aplicación propia.

El corazón del ryokan es su jardín zen, un espacio que acerca al oriente con el occidente, a lo tradicional con lo contemporáneo, y que deja atrás el bullicio urbano. Adicionalmente, las instalaciones integran una acogedora biblioteca, una terraza con cuatro onsen –baños típicos japoneses– en donde disfrutarás totalmente relajado de una agradable vista de la ciudad, así como una sala spa para tratamientos faciales y corporales.

Pero si hay algo que en verdad distingue a Ryo Kan Mx es indudablemente el servicio. Sustentado en la filosofía Omotenashi, palabra japonesa que se traduce como “el valor de la hospitalidad”, este se refleja en el arte de recibirte y hacerte sentir como en casa, combinando el culto a las formas y el deseo de mantener la armonía sin pretensiones. Así, como huésped serás acogido desde el corazón, de manera honesta, genuina y cálida, anticipando y satisfaciendo con precisión tus necesidades.