Calificación de precio
Establecer la calificación de precio
post-title Este es el alimento que más te hace enfermar

Este es el alimento que más te hace enfermar

Publicado por:

Este es el alimento que más te hace enfermar

Este es el alimento que más te hace enfermar

¿Si tuvieras que pensar en un alimento que te hace enfermar constantemente cuál sería? Un estudio realizado recientemente enlistó aquellos alimentos que tienen más patógenos y los resultados para el pollo no fueron muy alentadores.

Según información del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, el pollo es la proteína animal que más se asocia con transmisión de patógenos, descubriéndose que un total de 12 por ciento de las enfermedades provocadas por contaminación alimentaria son causadas por ingesta de pollo.

Lee más:

Conoce el avión hipersónico que volará de América a Europa en 3 horas

Por otro lado, el cerdo y las verduras de cultivo no se quedan atrás, con un 10  por ciento de posibilidades que contagio de enfermedades provocadas por contaminación. Aunque es el pollo el alimento que más enfermedades puede transmitir, otros productos como el pescado y los lácteos son responsables de provocar mayor brote de patógenos. Para llegar a esta afirmación, el CDC analizó cinco mil 790 brotes ocurridos entre 2009 y 2015, los cuales generaron por lo menos cien mil enfermedades, de las cuales cinco mil 700 terminaron en hospitalización y 145 en muerte.

Un episodio particular que involucró pollo con salmonela en 2013 y 2014 provocó el segundo caso de más hospitalizaciones por una sola enfermedad, llegando a 200 casos, aunque en 2015 fue superado por un caso de duraznos contaminados que terminó con 204 personas internadas.

A pesar de todo, los avicultores estadounidenses han solicitado permiso al gobierno para aumentar sus líneas de producción y así poder competir con productores internacionales, pero el permiso ha sido denegado por seguridad sanitaria.

“Además de la industria energética, la industria avícola y la cárnica son de las más reguladas en Estados Unidos”, afirmó Tom Super, portavoz del Consejo Nacional del Pollo, grupo que representa a los productores avícolas. “Decir lo contrario sería mentir y para nosotros significa un desentendimiento total de cómo opera la industria”.

Y es que los datos de CDC datan de tres años atrás, por lo que para Super están desactualizados y no capturan las nuevas reglas y medidas sanitarias que los productores de pollo tienen que cumplir, ya que estas entraron en vigor en 2014. De hecho, las pruebas de salmonela en pollo que se hicieron entre 2017 y 2018 pasaron de 5.4 a 4.9%, sin embargo, la proporción de partes de pollo contaminadas registró un aumento al pasar de 14.1 a 14.8%.

Es por esto que los responsables de la seguridad sanitaria afirman que se deben aumentar las regulaciones. “En lugar de enfocarnos en esquemas que aumenten los beneficios de la industria —como eliminar los límites de velocidad de la línea de producción— deberíamos hablar de por qué Estados Unidos está tan rezagado respecto de otros países en temas como la contaminación por salmonela en las aves de corral y qué se puede hacer para evitar algunas de estas enfermedades y los estragos que causan en quienes las padecen“, dijo Thomas Gremillion, director del Food Policy Institute en la Federación Americana del Consumidor.

Aunque los productores de alimentos están bajo el escrutinio de los autoridades de Estados Unidos para terminar con la contaminación por salmonela, cuando una prueba sale positiva, no necesariamente sale del mercado ese producto, ya que, según Bill Marler, un abogado especializado en seguridad alimentaria, esto únicamente sucede cuando se confirma un brote de enfermedades.

“Las autoridades en realidad permiten a las compañías producir y vender pollo contaminado con salmonela”, asegura Marler.

Para Marler esto no debería suceder porque en 1994, cuatro niños perdieron la vida y 171 personas terminaron en el hospital por una cepa de E.coli que en aquel entonces no estaba clasificada como patógena y fue sólo después de la tragedia que se tomó la medida de retirar de la venta productos contaminados con esta bacteria.

La razón de que la salmonela no se considere patógena una vez siendo detectada, es, según investigadores de la Universidad de Minnesota, que los métodos usados en las pruebas son poco prácticos y no cumplen con los niveles de inspección que se requieren para combatir la contaminación por salmonela de manera efectiva y reducir así las enfermedades.