Calificación de precio
Establecer la calificación de precio
post-title Un risotto con alcachofas que no te puedes perder

Un risotto con alcachofas que no te puedes perder

Publicado por:

Un risotto con alcachofas que no te puedes perder

Un risotto con alcachofas que no te puedes perder

El risotto es un plato tradicional italiano, realizado a base de arroz y de verdad que es delicioso. A continuación te comparto mi receta personal para preparar un risotto con alcachofa. ¡De solo pensarlo se te hará agua en la boca!

Ingredientes:

  • 480 gr o 2 tazas de arroz
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 65 gr de mantequilla
  • 40 gr o 1/3 de poro picado en plumas delgadas
  • 2 litros de caldo de pollo
  • 1 taza de vino blanco seco
  • 12 corazones de alcachofa
  • 150 gr de queso parmesano
  • 1 limón
  • 1 cucharada de perejil finamente picado
  • Sal y pimienta al gusto

Lee también: Lasaña de verduras, una receta que no podrás dejar de hacer

Elaboración:

  1. Calentar en una olla el aceite de olivo junto con la mantequilla y macerar el poro a fuego medio bajo, hasta que esté transparente y aromático; mientras tanto, poner a calentar el caldo de pollo y mantenerlo caliente, sin hervir, para ir añadiéndolo al arroz.
  2. Agregar el arroz a la olla del poro, cubriendo bien con la mantequilla y, si hace falta, agregar otro poco de mantequilla o aceite de oliva. Dejar la flama a fuego bajo, cortar los corazones en cuadritos finos y agregar al arroz para que se salteen unos minutos.
  3. Cuando el arroz adquiera un aspecto transparente, agregar la taza de vino blanco, mover constantemente hasta que el líquido se evapore y añadir la primera taza de caldo de pollo.
  4. Reducir la flama, mover de vez en cuando y añadir otra taza de caldo en cuanto este se haya absorbido por completo; es importante que siempre se seque el líquido antes de agregar más. Se llevará 5 tazas de caldo aproximadamente en total.
  5. Mover y checar, cuando ya casi se haya absorbido el líquido, que el risotto esté al dente, es decir, que el arroz esté suave por fuera, pero que tenga el centro duro; también las alcachofas deberán estar al dente.
  6. Retirar del fuego, agregar la mantequilla, gotas de limón y un poco de caldo, así como un poco de queso parmesano y si hace falta, un poco de sal.
  7. Espolvorear con el perejil, la ralladura de limón y pimienta recién molida. Servir inmediatamente, adornado con el poro frito y un corazón de alcachofa cocido.