¡Pregúntale a Marco!

El destino neoyorquino que te hará viajar al pasado

Cortesía

Visitar la antigua terminal de TWA en el aeropuerto JFK de Nueva York se ha vuelto una nueva forma de viajar en el tiempo. Una joya de la arquitectura moderna, el edificio de la icónica aerolínea fue reabierto como un conjunto hotelero con restaurantes y bares.

Ideal para viajeros nostálgicos, cada espacio del TWA Hotel rememora los años 60, su época dorada. El mobiliario de sus 520 habitaciones lleva el diseño original del arquitecto de la terminal, Eero Saarinen. También destacan accesorios retros como teléfonos de rosca adaptados para que los huéspedes realicen llamadas.

twa hotel
Cortesía TWA Hotel

Lee también: 5 paradas obligatorias para comer en Nueva York

Las recámaras son silenciosas pese al tráfico aéreo de la zona, con ventanas de 11 centímetros de grosor que aíslan el sonido. Dentro de ellas también se pueden encontrar mini bares de martinis, además de una decoración de nogal en paredes y puertas.

En el hotel se instaló una infinity pool con vista a las pistas de despegue y aterrizaje del aeropuerto. En invierno esta se convierte en jacuzzi para seguir disfrutando aún con el frío. Los huéspedes pueden comer y beber en el bar ubicado ahí mismo, con cócteles como el Summertime Lemonade, preparado con vodka, limonada y menta.

twa hotel
Cortesía TWA Hotel

En lo que era la sala de espera de la terminal se instaló un bar premier, el Sunken Lounge, con la peculiar alfombra roja que caracterizaba a la aerolínea. Entre sus cócteles retros está el Howard Hughes, preparado con Hennessy V.S.O.P Privilège, Crème de Violette, jugo de limón y ginger.

El lado gourmet del hotel

El corazón del TWA Hotel también incluye restaurantes como el Paris Café, con el toque del chef francés Jean-Georges Vongerichten. En lo que eran los mostradores se sirve comida para llevar con lo mejor de la escena gastronómica neoyorquina. Una de esas opciones son los gyros y el pollo de The Halal Guys, además de la comida latinoamericana de Empanada Republic.

El bar adaptado en la cabina de un viejo avión es otro de los highlights. Se trata del Lockheed ConstellationConnie” N8083H, que en 1958 fue la estrella de TWA en vuelos de pasajeros. Tras años de abandono, la aeronave fue rescatada para este nuevo concepto.

twa hotel
Cortesía TWA Hotel

Innovadora en su tiempo, la estructura de la terminal de TWA fue diseñada a finales de la década de 1950 e inaugurada en 1962. Frente a ella desfilaron celebridades como los Beatles en sus primeros viajes a Estados Unidos. Desde 2001 el edificio cerró al público, ahora se puede reservar una habitación por 200 dólares la noche.

Por Jorge Gómez

¿Más sobre Nueva York? Puedes ver nuestras recomendaciones de restaurantes y hoteles.

Tu opinión es
muy importante
Subrayado del títiulo

Se parte de la ComunidadMB.

Únete

Puede interesarte