¡Pregúntale a Marco!

Top 10 de panes mexicanos

Shutterstock

Salado o dulce, con distintas formas y tamaños, el pan es gran protagonista de las mesas mexicanas, tanto que se calcula existen más de dos mil variedades en todo el país. Entre ellas, elegimos 10 panes mexicanos que se han convertido en iconos de nuestra panadería tradicional.

Birote

Elaborado con harina de trigo, agua, sal y levadura es básico para las tortas ahogadas, la capirotada y los lonches bañados, clásicos de Guadalajara. Se dice que su nombre proviene de unos panaderos franceses que se establecieron en la capital tapatía durante el siglo XIX y cuyo apellido era Birrot.

Lee también: 5 lugares para tomar un café con panadería artesanal en la CDMX

Campechana

Según el chef repostero Irving Quiroz fue inventada en la Ciudad de México por una señora originaria del estado de Campeche, lo cierto es que la textura crujiente y la cubierta caramelizada de este pan son una combinación única.

Cemita

Precursora de las tortas gigantes y orgullo de la cocina poblana, la cemita apareció en el siglo XIX como alimento popular propio de la clase obrera y campesina porque era un pan económico, duradero, fácil de guardar y transportar.

Cocol

Muchos lo consideran el pan más antiguo de México, pues se sabe que en tiempos prehispánicos, tanto mayas como aztecas, lo preparaban a base de maíz.

Concha

Quizá el más popular de los panes dulces, debe su nombre a las líneas de pasta que cubren su superficie y que asemejan a una concha marina. En Veracruz, es ingrediente indispensable para la bomba rellena con frijoles o nata.

Garibaldi

La creación de este suave panqué de mantequilla con mermelada de chabacano data del siglo XIX y se atribuye a uno de los miembros de una familia italiana (la misma que fundó la famosa pastelería El Globo) que era fanático del revolucionario Giuseppe Garibaldi.

Marquesote

Llamado también mamón, es tradicional de Chiapas, Veracruz, Guerrero y Oaxaca. De acuerdo a la leyenda popular oaxaqueña, fue bautizado como marquesote en honor al que fuera marqués del Valle de Oaxaca: Hernán Cortés.

Ojo de buey

Sobre este panqué rodeado de pasta hojaldrada, también conocido como ojo de pancha, se afirma que nació de la creatividad de un panadero chino que militaba en las filas del ejército chinaco durante la intervención francesa.

Pan de muerto

Desde luego en la lista no puede faltar este tradicional pan cuya forma y estilo varía dependiendo cada estado del país, pero que en cualquier caso guarda el mismo carácter ceremonial para honrar la memoria de nuestros seres queridos.

Pan de pulque

Típico de las ferias y fiestas de pueblo, en su elaboración se utiliza pulque para hacer fermentar la masa. Puede ser dulce o salado y surgió durante el auge de las haciendas pulqueras del centro del país, sobre todo en Hidalgo, Tlaxcala, Querétaro y Puebla.

Tu opinión es
muy importante
Subrayado del títiulo

Se parte de la ComunidadMB.

Únete

Puede interesarte