Calificación de precio
Establecer la calificación de precio
post-title #RecetarioBanorte | Papadzules, la cremosa delicia del sureste

#RecetarioBanorte | Papadzules, la cremosa delicia del sureste

Publicado por:

#RecetarioBanorte | Papadzules, la cremosa delicia del sureste

#RecetarioBanorte | Papadzules, la cremosa delicia del sureste

Junto con la cochinita pibil y las tortas de lechón –entre muchos otros–, los papadzules son uno de los platillos más representativos de la cocina yucateca y una muestra del sincretismo culinario en México pues en su preparación intervienen ingredientes y técnicas españolas, así como una fuerte presencia de la cultura indígena de la región: los mayas.

Si bien aún se desconoce el origen los papadzules, existen dos versiones acerca del significado de su nombre maya –ambas aceptadas–, que podrían aclarar las raíces de esta tradicional receta. Por una parte, aseguran que papadzul proviene de las palabras “papa” (alimento) y “dzul” (amo), por lo que se podría interpretar como “alimento del amo”. La otra acepción es “embarrado y remojado”, formado por las palabras mayas “papak” (embarrar)y “zul” (remojar).

Sea cual sea su origen es innegable que estamos ante uno de los grandes platillos de la cocina del sureste y de México, y  como tal, para acompañar los papadzules,  lo ideal es un buen vino rosado semi seco, un Tempranillo o Malbec o la siempre grata cerveza yucateca.

Porciones: 6
Tiempo de preparación: 35 minutos

Ingredientes

350 g de semillas de calabaza tostadas y molidas
1 rama de epazote hervida en dos tazas de agua
24 tortillas
10 huevos cocidos picados

Ingredientes para la salsa de chiltomate
4 jitomates asados y pelados
1 chile habanero
1 cebolla picada.
1 cucharada de aceite de maíz
Sal y pimienta

Elaboración

Licuar las semillas de calabaza con el epazote, y el agua donde se hirvió, hasta obtener una consistencia espesa; reservar.

Licuar el jitomate con el chile habanero y colar. En una sartén con un poco de aceite acitronar la cebolla y añadir la mezcla de jitomate. Salpimentar al gusto y cocinar hasta que espese.

Freír ligeramente las tortillas y pasarlas por la salsa de semillas de calabaza, rellenarlas con el huevo cocido y enrollarlas. Colocar los papadzules en un plato, bañarlos con la salsa de pepita y terminar con salsa de chiltomate al gusto. Decorar con pepitas de calabaza, cebolla morada o huevo cocido picado.

 

Más en MarcoBeteta.com

Portobello relleno de puré de aguacate y espinacas

#RecetaBanorte | Crema de calabaza con cítricos

Vinos, viñedos y cultura: 48 horas en Napa Valley