Calificación de precio
Establecer la calificación de precio
post-title 5 razones para visitar Lonchería Eno

5 razones para visitar Lonchería Eno

Publicado por:

5 razones para visitar Lonchería Eno

5 razones para visitar Lonchería Eno

Lonchería Eno, la propuesta en la que el chef Enrique Olvera retoma los elementos básicos de los tradicionales locales mexicano, aumentó su presencia en la Ciudad de México con la apertura de un nuevo local.

A través de un comunicado, el chef –propietario además de Pujol y Cosme, en Nueva York– reveló que el Museo Jumex será la sede de la quinta sucursal de Eno, en el cual los famosos desayunos, elaborados con ingredientes locales y basados en las clásicas recetas mexicanas, compartirán espacio con las exposiciones de arte contemporáneo que alberga el recinto a partir del 11 de julio de 2018.

Si bien, por sí misma la ubicación del nuevo Eno invita a conocerla, tenemos otras cinco excelentes razones para visitarla. Conócelas:

El pan dulce

Horneado a diario y siempre fresco, el pan dulce de Eno reconforta. Conchas grandes y tibias que se deshacen en la boca a cada mordida o chocolatines suculentos generosamente rellenos de chocolate; croissants esponjosos, firmes y cargados de mantequilla. Si los acompañas con un café por las mañanas tendrás asegurado un excelente día.

 

El pan francés

Si tú, como nosotros, crees que el desayuno también debe tener un postre, el pan francés de Eno debe ser ese dulce final. Generosas rebanadas de pan brioche bañadas con jarabe de maple y fresas dulces y frescas que equilibran la dulzura del plato con la justa acidez.

Los molletes de tres quesos

Estos no son los molletes normales. Como su nombre dice, este platillo está cargado de una cremosa mezcla de quesos manchego de oveja, de cabra y quesillo gratinados sobre pan y acompañados con la indispensable salsa pico de gallo que le da frescura a este llenador desayuno.

 

Los huevos rancheros

Estamos ante el platillo emblemático de Eno, una preparación en la que convergen los huevos de colorida yema, el característico sabor de la hoja santa –cuyo aroma te disfrutas desde el primer bocado– y la salsa de jitomate que aporta la acidez necesaria al plato. Sí, estamos seguros que si has visitado Eno y no los has pedido, en realidad nunca has comido aquí.

Huevos rancheros con hoja santa, salsa de jitomate, panela, aguacate

A post shared by eno (@eno_mx) on

 

El atole de amaranto

El atole, una de las bebidas tradicionales de la Ciudad de México –y de las más socorridas por las mañanas–, también tiene espacio en Eno. Preparado con amaranto y endulzado con piloncillo, que le confiere una fuerte personalidad a la bebida, es capaz de reconfortar y alimentar el alma.

 

Eno cuenta con cinco sucursales para que disfrutes sus platillos más emblemáticos:

Francisco Petrarca 258, Polanco, CDMX.
55318535

Palmas 520, Lomas de Chapultepec, CDMX.
26230487

Explanada 730, Lomas de Chapultepec, CDMX.
52029808

Chihuahua 139, Roma Norte, CDMX.
75760918

Blvd. Miguel de Cervantes Saavedra 303, Granada, CDMX.
N/A