Cómo colocar cada copa en la mesa

Cómo colocar cada copa en la mesa

De la misma manera que es importante elegir el tipo de mantelería, vajilla y cubiertos adecuados para cada ocasión y cómo colocarlos, así también lo es seleccionar la clase de copas que habrán de utilizarse y dónde acomodarlas.

Lee también: De copas a copas: cómo y cuándo usar cada tipo

Lo primero a considerar es que, lejos de verse elegante, una mesa con demasiadas copas puede resultar contraproducente, pues únicamente estorbarán. Por lo tanto, solo deben ponerse las necesarias para los vinos a servir.

Si no tienes un set de copas para cada clase de vino, recuerda que las multipropósito son igual de útiles tanto para vinos blancos como tintos. Sin embargo, si servirás dos o más vinos distintos, emplea una copa para cada uno.

Es válido dar cierto toque de alegría y creatividad a la mesa combinando copas de diferentes estilos e incluso colores, aunque en una mesa formal o de etiqueta es mejor optar por copas transparentes de cristal con un diseño uniforme.

Existen diferentes maneras de colocar las copas en una mesa, pero la regla general es acomodarlas (siempre dejando un pequeño espacio entre cada una para evitar que choquen entre sí) del lado superior derecho del plato del comensal y de acuerdo al orden del líquido que se servirá en ellas:

  • Alineadas con el plato o en media elipse. De izquierda a derecha: agua, vino tinto, vino blanco. Esta formación es recomendable sobre todo para mesas redondas.
  • En diagonal con respecto a los cubiertos y de ascendente a descendente: agua, vino tinto, vino blanco (esta última deberá quedar prácticamente arriba de la punta del cuchillo).
  • En cualquiera de las dos opciones de arriba, si vas a servir además un vino de aperitivo (tipo jerez) y un espumoso (champagne, cava), la copa para el primero va a la derecha del blanco, mientras que la del segundo debe acomodarse entre la de vino tinto y agua.
  • En triángulo. Tomando como referencia la punta del cuchillo: agua; vino tinto (arriba derecha); vino blanco (abajo derecha).
  • En rombo. Acomodarlas de esta manera aplica cuando además de agua se servirán tres vinos diferentes (por ejemplo, un vino de aperitivo, un blanco y un tinto), la de aperitivo va en el extremo inferior derecho, la de blanco en diagonal a la derecha, la de tinto en diagonal hacia la izquierda y la de agua en diagonal hacia abajo.