Calificación de precio
Establecer la calificación de precio
post-title Los 5 mejores chilaquiles para quitar la cruda en la CDMX

Los 5 mejores chilaquiles para quitar la cruda en la CDMX

Publicado por:

Los 5 mejores chilaquiles para quitar la cruda en la CDMX

Los 5 mejores chilaquiles para quitar la cruda en la CDMX

Bien lo explicó el físico inglés Isaac Newton: “A cada acción corresponde una reacción igual pero en sentido contrario”. Así pues, tras una noche de fiesta y desenfreno corresponde un desayuno calórico, rico en grasas y en capsaicina que devuelva el ánimo y fuerza al cuerpo en cuestión. O mejor dicho, unos chilaquiles para quitar la cruda.

Cuando el remedio urge,  la mejor opción serán los siempre prácticos chilaquiles. Este platillo, que los chilangos hemos elevado a panacea para el crudo, es tan básico que resulta difícil creer el poder que tienen en nuestro organismo, así como su capacidad para evolucionar y ser reinventados –y como muestra está la torta de chilaquiles–. Si no puedes concentrarte por la terrible cruz que cargas en la que saliste debiendo, te compartimos nuestra selección de chilaquiles para quitar la cruda en la Ciudad de México:

Lalo!

Cualquier platillo que pasa por la cocina de Lalo! –sin importar su origen–, es objeto de una asombrosa transformación. Los chilaquiles no son la excepción y en este lugar, los “quitacrudas” se sirven en porciones pequeñas pero sustanciosas en sabor y la cantidad justa de salsa –ligeramente ácida y picosa–: suficiente para suavizar los totopos pero no tanta como para ablandarlos hasta convertirse en una pasta de maíz.

El huevo estrellado, con la yema reluciente, es el toque final que corona estos chilaquiles para quitar la cruda platillo que reconfortan a las almas caídas en la desgracia etílica.

Zacatecas 173, Roma Norte, CDMX.
55643388
/eatatlalo

¿Con huevo o sin huevo?

Una publicación compartida de LALO! (@eatlalo) el

Peltre

Este lugar es como ese tío confiable, que no es la persona más divertida del mundo precisamente, pero que cumple siempre. Lo mismo ocurre con los chilaquiles de Peltre: no son ingeniosos y pecan un poco de aburridos pero puedes confiar en que vas a la segura. Chilaquiles impecables, de libro, abundantes y crujientes bañados en salsa roja o verde. finalmente la proteína, pollo o huevo, y una capa de espesa crema y un poco de cebolla para ponerle una nota de frescura.

Afortunadamente, la diversión que le falta a este platillo de Peltre le sobra a su colección de panes dulces –el complemento azucarado perfecto para el desayuno–. Y cumplen: son chilaquiles para quitar la cruda.

Saltillo 73, Condesa, CDMX
52117168
bullandtank.com/peltre

El fin de semana inicia con unos Chilaquiles Negros. Solo en sucursal Roma y Polanco. 🙌🏼

Una publicación compartida de Peltre Loncheria (@peltre_loncheria) el

 

Los Chillakillers

Cuando ves un restaurante con mucha gente afuera esperando una mesa solo hay dos opciones: o los platillos son muy buenos o es generoso en las porciones que sirve. Ambas cosas aplican para Los Chillakillers, un local en el increíble edificio Ermita –el mejor ejemplo de arquitectura art decó en la Ciudad de México–, en el que las salsas son regañonas los totopos son crujientes y los clamatos son capaces de restaurar la vida hasta al más descompuesto.

A diferencia de otros lugares, además de su ubicación, son las pantagruélicas porciones, tan grandes que si tienes un apetito tímido es mejor que pidas media orden con huevo, cochinita pibil o –¿por qué no?–, de cecina con una salsa de habanero que te derrite se derrite en la boca. Si vas los fines de semana ve preparado, la espera es larga pero sus chilaquiles lo valen.

Avenida Revolución 23, Tacubaya, CDMX
52642818
chilakillerscdmx.com

 

La Esquina del Chilaquil

De todas las delicias y platillos el antiguo Distrito Federal dio a México –y el mundo–, ninguna es tan emblemática ni tan chilanga como la torta de chilaquiles. Si la Ciudad de México es la cuna de esta bomba de carbohidratos, este puesto callejero es la pila bautismal y el lugar al que todo chilango debería peregrinar por lo menos una vez en su vida.

Tanto si lo sabes, o no, debemos recordarte: la fila para obtener uno de estos bolillos rellenos de tortilla mojada en salsa aderezados con crema es larga. Sin embargo la espera premia a quienes tienen la paciencia y si no se han acabado para cuando llegues al puesto, te recomendamos que pidas la torta campechana –con verdes y rojos–, y milanesa de pollo. Si el hambre y el antojo no desaparecen, y tus triglicéridos no aumentan, estás comiendo tortas de chilaquiles en el lugar equivocado.

Esquina de Alfonso Reyes y Tamaulipas, Condesa, CDMX
5523909260
/laesquinadelchilaquil

Torta de Chilaquiles con pollo #favoritas usando @yummmie_app #yummmie 😋.

Una publicación compartida de 🙇🏼‍♂️✖🤖 Mijangøs (@mijangos) el

 

El Dorado

Como a aquél mítico lugar –del mismo nombre–, buscado por los conquistadores españoles, a este pequeño local llegan los desvelados y los sobrevivientes de la noche anterior en busca del manjar que habrá de eliminar su condición: chilaquiles para quitar la cruda.

La fórmula es simple: totopos horneados, salsas y proteínas. Sin embargo, el encanto radica en la variedad y en la miriada de combinaciones que surgen de ella. Hasta el momento no se les ha ocurrido cargar el plato de chilaquiles con carnitas de El Rincón Tarasco –quizá las mejores de la Ciudad de México, a solo unos cuantos metros de distancia–, pero confiamos en que es cuestión de tiempo antes de que alguien lo haga.

Avenida Patriotismo 90, Escandón, Ciudad de México
63101502
/ElDoradoDF

Chilaquiles de pastor con salsa pasilla chocolate.

Una publicación compartida de El Dorado (@eldoradodf) el

por Alejandro Rossette

Más en MarcoBeteta.com